Loading...
 

Sistema integrado de manejo de nematodos


Sistema integrado de manejo de nematodos
Nematode in root

El sistema integrado de manejo de nematodos es un conjunto de prácticas culturales desarrolladas por el CIRAD como alternativa al uso de carbamatos y nematicidas organofosforados en la producción de banano para exportación, en las Antillas francesas. Consiste en reducir la carga de nematodos eliminando las plantas de banano de las cuales se alimentan, y desacelerando el aumento de la población cuando se reintroduce el cultivo de banano.

Antecedentes

El control de nematodos en grandes plantaciones comerciales de banano se basa en la aplicación de dos a cuatro tratamientos de nematicidas por año. Como estos productos están cada vez más condenados debido a su toxicidad, a principios de la década de los 90, científicos del CIRAD comenzaron a desarrollar una estrategia para reducir su uso en Martinica. El enfoque aprovecha el hecho de que los principales nematodos que parasitan el banano, como el Radopholus similis, no desarrollan una etapa de reposo en el suelo, de largo plazo.

Metodología

Saneamiento del suelo

Descargar el PDF (en ingles)
Descargar el PDF (en ingles)

El primer paso en la eliminación de los nematodos consiste en eliminar las plantas de banano, dejando la tierra en barbecho durante un año más o menos. También se puede sembrar un cultivo no hospedante del nematodo.

Cuando el enfoque se aplicó por primera vez en la isla de Martinica, el número de nematodos se incrementó rápidamente después del primer ciclo de producción. El resultado inesperado se atribuyó al método mecánico que se utilizó para destruir las plantas de banano (una cavadora) en tanto dejó trozos viables de rizoma, proporcionando así un buen hábitat para los nematodos. Los experimentos dieron lugar a la recomendación de inyectar las plantas con glifosato, un herbicida sistémico de amplio espectro, y regresar a quitar los nematodos fugitivos y los brotes regenerados[1].

Las parcelas desinfectadas se deben proteger de las aguas de escorrentía que vienen de parcelas de banano infestadas con nematodos porque pueden transportarlos. Cavar zanjas de 50 a 80 cm de profundidad alrededor de las parcelas puede retrasar una nueva infestación en tres años o más.

Monitoreo del saneamiento del suelo

Antes de volver a introducir el cultivo de banano, hay que evaluar el suelo para ver si hay presencia de Radopholus similis. Esto se puede hacer mediante ensayos en macetas, en un laboratorio de nematología. Las muestras de suelo que se recogen de la parecela se utilizan como sustrato para producir plántulas mediante el cultivo de tejidos. Las plantas se arrancan a los dos meses y se examina su sistema radicular[2].

Resiembra del banano

Para evitar reintroducir los nematodos en la resiembra del banano, se aconseja a los agricultores utilizar plántulas libres de enfermedad, procedentes del cultivo de tejidos.

Prácticas complementarias

Sembrar variedades resistentes, solas o mezcladas, es también una alternativa para los pequeños agricultores que no pueden permitirse la rotación de cultivos o el barbecho. Experimentos en Martinica mostraron reducción de la densidad de nematodos después de introducir la variedad FB924, relativamente resistente, en un campo de cultivares de plátano o Cavendish más resistentes[3].

La siembra de un cultivo de cobertura también ha demostrado reducir la población de nematodos[4].

Impacto

Este sistema de manejo integrado de nematodos ha permitido que los agricultores cultiven banano durante períodos de 3 a 5 años sin tener que utilizar nematicidas. Catorce años después de su introducción, la combinación de barbecho o rotación de cultivos, cultivos seguida de la siembra de plántulas procedentes del cultivo de tejidos ha reducido el uso de nematicidas en 90%.

En una encuesta practicada en Guadalupe a 607 productores de banano, 67% de ellos manifestó rotar el banano con otro cultivo o con un período de barbecho, y 59% utilizar plántulas de cultivo de tejidos. Los resultados para la misma encuesta en Martinica fueron de 28% y 24%,  respectivamente[5].

Obstáculos para la adopción

La falta de tierra es un obstáculo para adoptar la rotación de cultivos o el barbecho. La alta inversión inicial también constituye un problema. Las simulaciones para una finca de 4.2 hectáreas muestran que los ingresos disminuyen durante los primeros dos años y medio, pero pasado ese período de transición, aumentan considerablemente en comparación con el nivel previo a la adopción de la práctica.

Referencias

2. Risède, J.M., Chabrier, C., Dorel, M., Dambas, T., Achard, R. and Quénéhervé, P. 2010. Integrated management of banana nematodes: lessons from a case study in the French West Indies. From Science to Field Banana Case Study Guide. ENDURE, Paris (FRA). 6p. Download PDF
3. Quénéhervé, P., Barrière, V., Salmon, F., Houdin, F., Achard, R., Gertrude, J-C., Marie-Luce, S., Chabrier, C., Duyck, P.F. and Tixier, P. 2011. Effect of banana crop mixtures on the plant-feeding nematode community. Applied Soil Ecology 49:40-45.
4. Djigal, D., Chabrier, C., Duyck, P.F., Achard, R., Quénéhervé, P. and Tixier, P. 2012. Cover crops alter the soil nematode food web in banana agroecosystems. Soil Biology and Biochemistry 48:142-150.
5. Blazy, J.M. 2011. De l'innovation à l'adoption de nouvelles pratiques dans la filière banane. Innovations Agronomiques 16:25-37.

Enlaces externos

Estudios de caso con banano en la red Endure (en inglés)

Ver también en este sitio

La lucha contra un enemigo invisible en el boletín InfoMus@ de marzo de 2012

Paginas Musapedia sobre prácticas para reducir la aplicación de plaguicidas:

 

Esta página es parte de una serie inciada con una subvención del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Bosques de Francia, al Foro Mundial del Banano.White