Loading...
 

Trampas de feromonas


Trampas de feromonas

Pheromone pitfall trap

Foto: Nicolas Fégeant, UGPBAN

Las trampas de feromonas (sustancias químicas secretadas por miembros de la misma especie para desencadenar respuestas específicas) son una tecnología que utiliza estas sustancias para atraer insectos a una trampa. En las plantaciones de banano, las trampas de feromonas se utilizan para controlar el picudo del banano (Cosmopolites sordidus). La trampa se ceba con una feromona específica para el picudo y atrae tanto a los machos como a las hembras del insecto.

Otra forma de atrapar los picudos consiste en colocar partes de pseudotallos en el suelo para que actúen como trampas. Esta práctica tiene una eficacia variable puesto que los picudos se pueden salir, a menos que las trampas se ceben con insecticida. Los pseudotallos se siguen utilizando ampliamente, incluso en grandes plantaciones comerciales, en tanto no requieren comprar señuelos ni trampas.

Metodología

Los principales elementos son la trampa y la feromona.

La trampa

Recipiente de una trampa de caída (foto: N. Fegeant, UGPBAN)
Recipiente de una trampa de caída (foto: N. Fegeant, UGPBAN)

Hay diferentes tipos de trampas, dependiendo del insecto. Para los picudos por lo general se utiliza una trampa de caída, que consiste en una caja plástica pequeña, de color amarillo, visible de lejos. El recipiente, que está enterrado en el suelo, puede estar vacío o lleno de agua jabonosa. La tapa cierra la trampa y contiene la feromona. Entre el recipiente y la tapa queda un espacio por el cual entran los picudos y caen en la trampa. La abertura es lo suficientemente grande como para dejar pasar los picudos, pero limita la acumulación de residuos.

La forma de la trampa varía si se añade un agente de control biológico (ver más abajo) para que el insecto pueda escapar una vez se ha contaminado.

El señuelo

La demostración de que el picudo macho segrega una feromona se remonta a 1993[1]. Poco después, se aisló el ingrediente activo principal (C11H20O2), que se denominó sordidina[2]. La sordidina sintetizada químicamente (comercializada como Cosmolure), que se utiliza en las trampas de feromonas, normalmente se mezcla a con acetato de isoamilo. La feromona atrae a los picudos adultos, en un perímetro de 10 a 20 metros[3]. La lluvia puede interferir en la dispersión de la feromona.

Usos

Las trampas de feromonas tienen la función de vigilar y controlar los niveles de poblaciones de picudos mediante la captura masiva. Antes de sembrar una nueva parcela, se recomienda atrapar a los picudos resistentes.

Monitoreo

Las trampas de feromonas se pueden utilizar para alertar a los productores sobre la presencia de la plaga y para controlar las poblaciones antes de que la infestación se vuelva grave. La densidad recomendada es de 4 trampas por hectárea[4]. Ya que las feromonas sólo atraen picudos adultos en movimiento, y considerando que hasta un 75% de los picudos vive dentro de la planta, es importante mantener las poblaciones controladas.

Captura masiva

La captura masiva se utiliza para controlar los picudos en campos muy infestados, para lo cual se recomienda colocar 16 trampas por hectárea, a 20 m de distancia entre sí. Los programas de simulación muestran que colocar más de 16 trampas por hectárea no mejora el control[4]. También se recomienda monitorear regularmente las trampas (dos veces al mes) para recoger los insectos atrapados. Un estudio de tres años, realizado en 12 plantaciones comerciales de banano ubicadas en la isla caribeña de Martinica, mostró que el mayor número de picudos se captura entre el 4º y el 8º mes después de la siembra y durante la estación seca[5] .

Para lograr un mejor control, las trampas se deben colocar en toda la plantación, teniendo en cuenta las parcelas vecinas (parcelas abandonadas o en barbecho) en tanto pueden ser fuentes de picudo. Para limitar la colonización de las parcelas vecinas, se recomienda instalar, en el borde de la parcela, una serie de trampas de feromonas (1 trampa cada 20 m).

Picudos parasitados por un hongo entomófago (foto: N. Fegeant, UGPBAN).
Picudos parasitados por un hongo entomófago (foto: N. Fegeant, UGPBAN).

La captura masiva durante el barbecho mejora el control del picudo y protege los campos cercanos de la migración de picudos adultos. En un estudio realizado en Guadalupe, el número de capturas de picudo fue más alto entre las semanas 10 y 20 de barbecho y se redujo a cero después de 9 meses[6].

Acompañamiento con agentes de control biológico

Los científicos están experimentando con agentes de control biológico, tales como hongos entomopatógenos (Beauveria bassiana y Metarhizium anisopliae) y nematodos (Steinernema carpocapsae y Steinernema feltiae) para aumentar la eficiencia de las trampas. Los picudos entraban en la trampa a contaminarse para después salir y contaminar a otros[4]. La técnica también se está probando con trips[7].

Referencias

1. Budenberg, W.J., Ndiege, I.O. and Karago, F.W. 1993. Evidence for volatile male-produced pheromone in banana weevil Cosmopolites sordidus. Journal of Chemical Ecology 19(9):1905-1916.
2. Beauhaire, J., Ducrot, P.H., Malosse, C., Rochat, D., Ndiege, I.O. and Otieno, D.O. 1995. Identification and synthesis of sordidin, a male pheromone emitted by Cosmopolites sordidus. Tetrahedron Letters 36:1043-1046.
3. Tinzaara, W., Tushemereirwe, W. and Kashaija, I. 1999. The potential of using pheromone traps for the control of the banana weevil Cosmopolites sordidus Germar in Uganda. p.327-332. In: Frison, E.A., Gold, C.S., Karamura, E.B. and Sikora, R.A. (eds.). Proceedings of Workshop on banana IPM, Nelspruit (ZAF), 1998/11/23-28. Mobilizing IPM for sustainable banana production in Africa: Proceedings of a workshop on banana IPM. INIBAP, Montpellier (FRA).
4. Tixier, P., Vinatier, F., Cabrera Cabrera, J., Cubas, A.P., Okolle, J.N., Chabrier, C. and Guillon, M. 2010. Integrated pest management of black weevil in banana cropping systems. From Science to Field Banana Case Study Guide. ENDURE, Paris (FRA). 4p.
5. Duyck, P.F., Dortel, E., Vinatier, F., Gaujoux, E., Carval, D. and Tixier, P. 2012. Effect of environment and fallow period on Cosmopolites sordidus population dynamics at the landscape scale. Bulletin of Entomological Research 102(5):583-588.
6. Rhino, B., Dorel, M., Tixier, P. and Risède, J.M. 2010. Effect of fallows on population dynamics of Cosmopolites sordidus: toward integrated management of banana fields with pheromone mass trapping (p). Agricultural and Forest Entomology 12(2):195-202.
7. Control of red rust thrips of bananas posted on 18 November 2013 on the Wageningen UR website.

Ver también en este sitio

Paginas Musapedia sobre prácticas para reducir la aplicación de plaguicidas:

 

Esta página es parte de una serie iniciada con una subvención del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Bosques de Francia, al Foro Mundial del Banano.White